Todos ellos, van un paso adelante respecto de sus pares, en cuanto al ahorro para su futura jubilación. Estudios indican, que más ahorro previsional en los primeros años de labor, equivale a mayores montos de pensión para el trabajador.

Sentir, que es un soplo la vida, que 20 años no es nada…” versa un conocido tango, en cuyo trasfondo está la conclusión, a que toda persona -tarde o temprano- arribará al comprender, que la juventud no dura para siempre, como se pensó a los 18, 30 ó 35 años.

Si a ese verso, se le agrega el conocido refrán “más vale prevenir que curar”, entonces se podrá comenzar a comprender la visión y el acierto mostrado hasta hoy por los 3 mil 916 jóvenes trabajadores y trabajadoras de la Región del Maule, que decidieron optar por el subsidio a la cotización, cuyo objetivo es aumentar los fondos previsionales que el joven ahorra durante sus primeros años de trabajo, para mejorar así el monto de su futura pensión.

El beneficio, entró en vigencia en julio de 2011 y desde septiembre de ese año, hasta diciembre del 2012, en la región, se han cancelado 4 mil 343 subsidios, con una inversión estatal que supera los 31 millones 749 mil pesos.

La diferencia entre los subsidios cancelados y el número de personas que se han beneficiado, se produce porque en algunos casos, los solicitantes tienen más de un empleador y se paga una proporción de subsidio por cada uno de ellos.

¿Qué es el subsidio a la cotización y cómo acceder?

El subsidio es un aporte económico fiscal, que se deposita directamente en la Cuenta de Capitalización Individual que el trabajador posee en su AFP. Va dirigido a jóvenes de entre 18 y 35 años, que realizan una actividad laboral formal (contratados), con remuneración igual o inferior a 1,5 Ingresos Mínimos Mensuales y que al momento de requerir el beneficio, cuenten con menos de 24 cotizaciones en su AFP. Estas últimas pueden ser continuas o discontinuas.

El monto mensual de este subsidio equivale al 50% de la cotización previsional de un Ingreso Mínimo Mensual y los intersados, lo pueden solicitar en cualquier Centro de Atención IPS – ChileAtiende de la región, en su propia AFP o en el portal www.ips.gob.cl

Para acceder y a los requisitos ya mencionados, los trabajadores jóvenes, deben además, tener pagadas o declaradas sus cotizaciones de Seguridad Social (AFP, Salud y Accidentes del trabajo), requisito éste último que se verificará para proceder al respectivo pago, una vez aprobado el beneficio, el que por esta razón, se concederá a partir de la fecha de solicitud, pero su cancelación se materializará al mes subsiguiente de la misma.

Dado el impacto, que genera en el futuro monto de pensión, el comenzar a cotizar tempranamente, la directora regional del IPS Maule, Pilar Sazo Mendoza, formuló un llamado a los jóvenes trabajadores y trabajadoras del Maule, para que utilicen este beneficio. “Existen estudios que indican que los 10 primeros años de cotización en la vida de un trabajador, resultan insustituibles para garantizar un buen piso para su futura jubilación y este subsidio, está orientado justamente en esa dirección, por ello, invitamos a los jóvenes que están ingresando al mundo del trabajo, a no dejarse tentar por unos pesos más en su remuneración y cotizar. Queremos que entiendan que ese ahorro, con el tiempo llegará a ser muy significativo para sus vidas y la de sus familias. Entonces, la invitación es a informarse y hacer uso de este beneficio que el Estado pone a su disposición a través del subsidio a la cotización” indicó.

Acerca del autor