Siete sujetos identificados como autores del robo de una caja fuerte con 10 millones de pesos desde la estación de servicio Shell de Maquehua, al sur de Curicó, ha logrado identificar la investigación que dirige la Fiscalía con el apoyo tanto de Carabineros como de la Policía de Investigaciones.

Se trata de una banda delictual cuyos dos primeros integrantes fueron formalizados hoy por ese delito ante el tribunal de Garantía de Curicó, pero que tiene a otros dos imputados presos desde antes de ayer por disposición del Juzgado de Garantía de Linares tras ser detenidos por cometer otro delito de robo, esta vez de 12 millones de pesos desde un centro de pago de Servipag de esa comuna.

Hoy el Fiscal Miguel Ángel Orellana formalizó a los imputados Arnoldo Andrés Muñoz González y su conviviente Priscila Andrea Calderón González como autor y facilitador impropio, respectivamente, del robo de un vehículo 4×4 en Talca el 20 de enero pasado, que posteriormente fue acondicionado y utilizado para sustraer la caja fuerte desde la Shell de Maquehua la madrugada del día siguiente.

El fiscal Miguel Ángel Orellana explicó que los imputados utilizaron menores de edad para cometer el robo a la Shell de Maquehua.

El fiscal Orellana indicó que “el día que se comete el delito en Curicó, se encuentra a unos jóvenes en el cruce Los Niches y en su poder tenían “miguelitos” para pinchar neumáticos de vehículos, además de neumáticos a medio prender y con esos antecedentes, entregados por los jóvenes que fueron debidamente asesorados por su defensor, se pudo determinar que ellos fueron traídos desde Temuco en buses y llevados hasta Molina donde fueron alimentados, para un determinado momento, ser contactados por teléfono, encender neumáticos y lanzar miguelitos, minutos antes de la comisión del delito\”. Agregó que \”la organización no tuvo ningún miramiento con estos menores de edad, ya que estos jóvenes fueron sorprendidos por Carabineros porque fueron abandonados una vez que fue sustraído el dinero”.

La indagación dirigida por el fiscal Orellana tiene a otros tres imputados identificados como autores de este ilícito. Dos de ellos, Waldo Antonio Llantén Fuentes y Jose Ignacio Rodríguez González –este último hermano de la imputada Priscila Calderón González- están cumpliendo prisión preventiva en Linares desde el día 30 de enero por el robo de 12 millones desde un centro de pago de Servipag y serán trasladados próximamente a Curicó para que la Fiscalía los formalice también como autores del robo en Maquehua.

En la audiencia se reveló el nombre de un quinto imputado que está con orden de detención pendiente en el mismo caso de Curicó

La causa registra hasta el momento dos vehículos incautados. Uno de esos automóviles, de propiedad de Priscila Calderón González, fue adquirido cuatro días más tarde del robo en Curicó y era precisamente el móvil en el cual huían los imputados presos en Linares cuando arrancaban con el botín sustraído a través de un forado en el centro de pagos Servipag.

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor